linfonodo / nodulo-tiroideo / tumor / cancer / gammagrafia / cuello /

Tengo un bulto en el cuello, puede ser un nodulo tiroideo, un linfonodo o un tumor?

Temas relacionados:

Los Nódulos Tiroideos son muy frecuentes, alrededor de la mitad de las personas tiene al menos uno quizás sin saberlo. El 95% de estos nódulos son benignos y no constituyen algún problema, solo en en un porcentaje menor de casos son tumores que en la gran mayoría de los casos suelen ser curables.

Inicialmente se debe efectuar un dosaje de hormonas tiroideas y una Ecografía del cuello para evaluar como es la tiroidea y cuales son sus dimensiones, forma y las características de los nódulos. La Ecografía es utilizada también para pinchar los nódulos con una pequeña aguja de manera precisa, y poder analizar el tipo de células que los constituyen. Esta aguja aspiradora es el examen principal para excluir nódulos tumorales; es efectuado con un poco de anestesia local y es totalmente indoloro.

Otro examen que es frecuentemente utilizado para la diagnosis de los nódulos tiroideos, es la Gammagrafía, efectuada mediante la suministración intravenosa de una sustancia radioactiva que puede ser captada o no por el nódulo. Los nódulos que no captan esta sustancia son definidos "nódulos frios", en la gran mayoría de los casos son benignos y no son tumores. Usualmente se sugiere a quienes tienen estos nódulos a repetir las Ecografía al menos una vez al año para evaluar su evolución.

Los nódulos benignos no necesitan tratamiento alguno; un eventual intervención quirúrgica puede ser útil solo cuando estos crecen demasiado y velozmente generando fastidios o dolores.

En un pequeño porcentaje de casos los nódulos pueden efectivamente ser un tumor, pero las curas para el cáncer de la tiroides son muy eficaces y la prognosis es muy buena, mucho mejor que la gran mayoría del resto de las formas tumorales.

Puede interesarte:

Comentarios y preguntas: