estudios / pacientes / ancianos / peligros /

No sabemos si realizar los complicados estudios que el médico indicó a mi abuelo. Qué consecuencias puede haber?

La elección de los exámenes, como en general cualquier decisión en el campo de la medicina, debe ser basada en el sentido común y sobre todo en el análisis de las posibles recaídas terapéuticas, osea de una atenta evaluación de los riesgos y de los beneficios.

Por ejemplo si se prescriben exámenes de sangre para verificar el valor del colesterol, los riesgos del procedimiento son casi nulos. Como mucho podrá aparecer un hematoma o una flebitis en el lugar donde ingreso la aguja si se comete algún error en el procedimiento.

Los costos, en términos económicos, son muy limitados, y, en caso de que aparezcan valores elevados de colesterol, es posible prescribir medicamentos que los llevaran a los valores normales.

Tiene sentido si estamos hablando de un paciente de 60 años, para quien la prevención tiene un gran valor, pero si pensamos en un anciano de 90 años el sentido se pierde, que debemos prevenir?

Esto mismo se aplica a cualquier estudio medico: se pide una radiografía de tórax, exponiendo al paciente a rayos, el resultado del examen podría cambiar el diagnostico o las opciones terapéuticas, pero si una vez que tenemos los resultados, sabemos que estos no cambian en nada la situación, no hay motivos para hacerlo.

Volviendo al tema central, es inútil hacerle hacer exámenes fastidiosos y quizás también riesgosos a un anciano en malas condiciones si estos no pueden ayudarnos a mejorar la condición del paciente.

Puede interesarte:

Comentarios y preguntas: